top of page
archivos%20de%20blogs_edited.jpg

ANÁLISIS EXISTENCIAL EnBreve

EDUCACIÓN | PSICOLOGÍA EXISTENCIAL | ÉTICA

Carta para una Existencia Desnuda e Incondicional...



 

Ciertamente, antes de conocerte una parte de mi alma estaba dormida. No imaginaba la intensidad de la relación que puede nacer entre un ser humano y un animal, pues nunca antes había tenido un perro... Tus hermosos ojos café oscuro, tu nariz marrón y tu bella presencia que formaron parte de nuestra familia durante casi once años fueron un regalo en mi vida que me abrió la puerta y me acercó a la naturaleza y a tu mundo de una manera que yo no conocía.


Ya te has despedido, pero sigues viva a través de mis lágrimas que se desbordan al escribirte estas líneas. Se queda tu camita mordida cuyo pedazo te comiste, tus peluches sin orejas ni colas y tu más valioso juguete: tu pelota negra -si a eso se le puede reconocer como pelota. Tu lugar en el sillón se ha quedado vacío, tu espacio en las mañanas para tomar el sol que iluminaba tu pelo dorado, y tu lugar en tu manada humana también están ya sin ti... Tu diminuta existencia que le dio tanta grandeza a nuestra familia nos ha dejado un vacío también, mi corazón ya no puede llenarte de abrazos, besos, caricias, mimos y amor.


Sí, hay un vacío enorme en mí, pero a la vez, me has dejado llena de tu vida regalada minuto a minuto, llena de los aprendizajes y valores que con tu sabia y silenciosa existencia me supiste enseñar: me demostraste cómo se recibe la vida y su realidad con lo que viene, sin cuestionamientos, sin miramientos, simplemente estabas en el día a día, con alegría cuando pudiste, y con sufrimiento cuando lo tuviste que soportar cuando la vida decidió llamarte a su límite. Me enseñaste claramente lo que es amar a alguien más que a ti misma, porque tu Naturaleza Animal así lo hizo, sin condiciones ni reservas. Viviste la vida con la sencillez y belleza que nuestro Mundo Natural nos regala, sin valores materiales, sin marcas, sin tecnologías, sin nada más que tu siempre presencia volcada hacia tu familia. La desnudez de tu existenc